Desde VALMOSOLAR realizamos estudios energéticos para comprobar la idoneidad de las instalaciones de alumbrado, su estado de mantenimiento y el cumplimiento de las nuevas normativas en eficiencia energética.

La iluminación es un consumo que tiene una repercusión importante en el coste energético total llegando en muchos establecimientos a niveles superiores al 50%.

Se estima que se pueden obtener ahorros en torno al 80% mediante la sustitución de las tecnologías existentes obsoletas por otras nuevas tecnologías con unos altos niveles de rendimiento.

Ventajas de la iluminación LED

• Ahorro energético; El ahorro energético de esta tecnología oscila entre el 50% y el 80% dependiendo del producto con el que le comparemos.

• Calidad de la luz; La luz emitida es blanca y puede se modulada según las necesidades del cliente, siendo está luz más nítida y confortable para el ojo humano.

• Ventajas medioambientales; La luz que emite el alumbrado público sólo ilumina la calle es decir que su dirección siempre es descendente mientras que las luminarias tradicionales al iluminar en todas las direcciones producen contaminación lumínica.
La tecnología LED no emplea mercurio, plomo, metales pesados u otros materiales contaminantes que puedan suponer un peligro para el medio ambiente al final de su vida útil.

• Vida útil; Las horas de trabajo estimadas de los sistemas LED oscilan entre las 50.000 y 100.000 horas, frente a las 5.000 y 10.000 horas de la iluminación tradicional.
La generación de luminosidad de los LED es nula después de 5000 horas de funcionamiento mientras que la iluminación tradicional presenta una reducción del flujo luminoso hasta el 40% después de 3000 horas.

 Los costes de mantenimiento; Sus costes de mantenimiento son prácticamente nulos, ya que su larga vida y su fiabilidad nos permiten ahorrar el 90% de los costes de mantenimiento y sustitución de una luminaria normal.

• Garantías; La fiabilidad del producto permite ofrecer 5 años de garantía total frente a los 6 meses de la tecnología tradicional de iluminación.

El sistema LED tiene un coste inicial mayor, del triple respecto a las soluciones tradicionales de iluminación. Considerando su mayor duración, el ahorro energético y el mantenimiento casi nulo, se obtiene un ahorro neto del 50% al 80% durante la vida de la instalación.
lampade-led